Distritos: Cayaltí

Se presume por los datos arqueológicos, quienes indican que los pueblos de la Costa y pueblos de la Sierra, sus antiguos habitantes fueron grupos primitivos “Recolectores”, especie de régimen económico que se limitaba a apropiarse, mediante la simple aprehensión, captura o caza de cuanto la naturaleza le ofrecía; mas después fueron evolucionando. El desarrollo tecnológico alcanzado incrementó su industria litica como una necesaria ampliación de sus energías y fuerzas de trabajo, aumentaron también sus recursos de subsistencia. Su economía extractiva fue totalmente dependiente de la naturaleza organización social obviamente Pre Sedentaria, nómada, se caracterizaba por su dispersión, agrupados como estaban en pequeños grupos, que los Antropólogos denominaban “Bandas”, ”Hordas”, ”Tribus”.

Las Conquistas Chimu En sus comienzos los Chimús sólo constituían un pequeño señorío o Estado regional. Como ocurría también con los Incas. Emprendieron las guerras de conquistas contra sus vecinos para formar primero su reino y luego su imperio. El territorio Chimú había sido gobernado por once soberanos antes de ser conquistados por los Incas en tiempos de Pachacútec. Esta dinastía Chimú fue también conocida como la Dinastía de Tacainamu, quien fue su fundador semilengendario. Algo así como el Manco Cápac Chimú. Para algunos autores Tacainamu, es contemporáneo de Naylamp, el fundador de Lambayeque.
Guacricaur, el hijo del fundador Tacainamu, inició las conquistas Chimús que fueron continuadas por Nancem Pinco, quien controló las cabeceras del valle de Trujillo y los valles costeños entre Saña y Santa ( Pablo Macera Historia del Perú).

Posteriormente en la época colonial, fueron los españoles los que entregaron esta zona a unos encomenderos para que la administrasen, llegando así hasta la familia del poderoso hacendado Don Ramon Aspillaga, quien la convirtió en hacienda, la cual en algún momento de su existencia llegó a ser una de las más poderosas del Perú por su ingente producción de azúcar a partir de la caña de azucar y sus famosos caballos peruanos de paso; también se construyó una fábrica papelera que hacía uso del “bagazo” (restos que quedaban después del proceso de elaboración del azúcar) como materia prima en la elaboración de papel. Esta hacienda pujante se convirtió luego en el Complejo Cayaltí y sucesivamente en Complejo azucarero Cayaltí y en Cooperativa Agraria de Producción Cayaltí (parte de la recopilación es material de Orlando Ganoza Guerrero, hijo de Cayaltí).

Allá por los años 1970 – 1980, existían en Cayaltí una escuela inicial, dos escuelas primarias (la Escuela Primaria de Varones N° 11524 con su director Prof. Leonidas Castro Ramos y la Escuela Primaria de Mujeres N° 11525 con su directora Prof. Rosario Howell) ambas ubicadas una frente a la otra (como hasta la actualidad) y un colegio secundario, el Colegio Nacional Mixto “San Martín de Porras”, ubicado a unos 500 m. de las escuelas mencionadas, en el camino que lleva a La Huaca China, Saltur, el famoso Sipán y a las cooperativas hermanas de Tumán, Pomalca (cuna del no menos famoso Ron Pomalca) y otras. De esos centros del saber han surgido muchos hombres de bien que regresan a su tierra a devolver lo poco o mucho que algún día recibieron.

Visita Cayaltí…es una tierra llena de hombres y mujeres pujantes, sencillos y extremadamente buenos, calurosos y amables…tenemos comidas típicas como la chanfaina, el frito, el champús, la patita con maní y otros requísimo platos que harán la delicia de tu paladar…desde ya, muchas gracias por venir a mi tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *