Iglesia de la Verónica.

Fué el indígena José Leonardo Chiclayo conocido como “el calvo” , quién construyó la Iglesia de la Verónica.  El sitio que ésta ocupa eran chozas miserables de indígenas. Chiclayo que era hombre de fortuna las compró y procedió a la construcción de la que hasta hoy subsiste como final de la calle que fuera bautizada con el mismo nombre.

Chiclayo: Etimología

Existen muchas versiones sobre el origen etimológico del nombre Chiclayo.  Hay quienes lo atribuyen a un indio aborigen llamado “Chiclayoc” o “Chiclayep” que hacía acarreo de yeso entre las primigenias ciudades de Saña, Lambayeque y Mórrope.

Otra versión sostiene que por aquellas épocas, cuando la ciudad se encontraba en plena formación, se daba en abundancia un fruto de color verde llamado “Chiclayep” o “Chiclayop”, que en lengua mochica significa «verde que cuelga». En la actualidad en los pueblos de la sierra cajamarquina a la calabaza se la conoce con el nombre de chiclayo; se cree, por tanto, que la ciudad toma su nombre de ese fruto.

Otra denominación indica que es una palabra traducida del Muchik y deriva de «Cheqta» que significa «la mitad» y «Yoc» que significa «propiedad de» o «terreno del medio de propiedad común».

Otros indican que en lengua mochica hay palabras semejantes a Chiclayo, por ejemplo, “Chiclayap” o “Chekliayok”, que quiere decir «lugar donde hay ramas verdes».

Chiclayo Provincia.

Chiclayo fue declarada Villa por ley del Congreso, fecha 5 de noviembre de 1827.  El 15 de abril de 1935 un decreto supremo la eleva a la categoría de “ciudad heroica”, en atención a los grande servicios que prestó en la guerra de independencia y a los no menos distinguidos que ha hecho a los restauradores de la patria.

El 18 de abril de 1835 se crea una provincia denominada Chiclayo, cuya capital será la ciudad de este nombre, atendiendo a la riqueza de aquel distrito.  Dicha provincia se compondrá de Chiclayo, Picsi, Ruque, Monsefú, Eten, Pueblo Nuevo, Guadalupe, Jequetepeque, Chepén, San Pedro, distritos pertenecientes hasta el día a Lambayeque; Tocmoche, Cachén y Llama que se demembran de Chota y la Trinidad que se desmembra de Cajamarca.

El decreto con el que se crea la provincia dice así:

El ciudadano Felipe Santiago de Salaverry, benemerito a la patria en grado heroico y eminente, condecorado con las medallas de los Libertadores del Perú, Zepita, Junín y Ayacucho, General de Brigada de los ejercitos nacionales y Jefe Supremo del Perú;

CONSIDERANDO:

1.- Que la prosperidad de los pueblos de la república demanda en algunos puntos de ella, una subdivisión de territorio que facilite si progreso;

2.- Que el gobierno encargado de promover la felicidad nacional, debe fomentar la industria agrícola y comercial, removiendo los obstáculos que se opongan;

3.- Que el distrito de Chiclayo, por su riqueza y la de sus inmediatos, está llamado a ser con ellos una provincia de LAS MAS IMPORTANTES DE LA REPUBLICA;

DECRETO:

1.- Se crea una provincia denominada Chiclayo, cuya capital será la ciudad de Chiclayo.

2.- La provicia se compondrá de los distrotos de Chiclayo, Picsi, Ruque, Monsefú, Eten, Pueblo Nuevo, Guadalupe, Jequetepeque, Chepén, San Pedro que  pertenecían a la de Lambayeque;  de las de Tocmoche, Cachén y Llama a la de Chota y el de la Trinidad a la de Cajamarca.

Mi secretaría general queda encargada de la ejecución y cumplimiento de este decreto.

Dado en mi cuartel general en Ascope a 18 de abril de 1835. FELIPE SANTIAGO SALAVERRY.  Por ausencia del Secretario General y O. de S.E. – Juan Lostaunau.

El origen de Chiclayo.

Después de la ruina de la ciudad de Miraflores de Zaña, de ese lado vino un indígena apellidado Chiclayo, el que se estableció con su familia, precisamente en el sitio donde hoy progresa nuestra ciudad.

Parece que se trataba de un hombre muy vivo y de una inteligencia despierta, pues las parcialidades de Cintu y Collique se reunieron con él,  con el objetivo de facilitar el recaudo de los tributos, denominándosele a la comunidad “Cintu” y “Collique” y a la “Parte Forastera”, que era la que corresponde a la procedencia extraña de nuestros hombres.

Iglesia Matriz

El cacique Chiclayo fue, pues, el hombre de la comunidad y poco a poco el progreso se dejó sentir en ella.  En la ciudad ya había un templo, era la iglesia Matriz y el convento que funcionaba en donde después estuvo el Colegio de San José.  Este pertenecía a los padres frnciscanos.

Sabido es que la histórica Zaña, como buena población española, era muy católica. El instinto religioso había despertado con mayor intensidad allí.  Chiclayo había sufrido tal influencia y po eso, al poco tiempo de instalado, se interesó y obtuvo el establecimiento de la Tercera Orden de San Francisco, la que fundó el convento con dos claustros.

Más tarde, acaso cuando el indigena murió, a estos sitios, en homenaje al ausente, se le llamó Chiclayo.

(De un apunte histórico de la fecha)

Chiclayo

Chiclayo (fundada: Santa María de los Valles de Chiclayo, 1720) es una ciudad del noroeste del Perú, capital del Departamento de Lambayeque, ubicada en la costa norte del país, a 13 km del litoral y 509 km de la frontera con el Ecuador.
Fue elevada a la categoría de ciudad, el 18 de abril de 1835, por el entonces presidente, coronel Felipe Santiago Salaverry. El mismo le confirió el título de «Ciudad Heroica», que ostenta hasta hoy, en reconocimiento al coraje de sus ciudadanos.

Chiclayo (fundada: Santa María de los Valles de Chiclayo, 1720) es una ciudad del noroeste del Perú, capital del Departamento de Lambayeque, ubicada en la costa norte del país, a 13 km del litoral y 509 km de la frontera con el Ecuador.

Fue elevada a la categoría de ciudad, el 18 de abril de 1835, por el entonces presidente, coronel Felipe Santiago Salaverry. El mismo le confirió el título de «Ciudad Heroica», que ostenta hasta hoy, en reconocimiento al coraje de sus ciudadanos.