Plano del Ferrocarril de Eten

Adjuntamos Plano del Ferrocarril de Eten.   El dato curioso es que incluye la linea de este Ferrocarril de Chiclayo a Pimentel, que duró poco y pocos recuerdan que existió.  El algún momento Chiclayo tuvo dos ferrocarriles con ruta Chiclayo – Pimentel.

Plano del Ferrocarril de Eten

De Perutren:

Ferrocarril Eten-Chiclayo (desaparecido)
Una línea de trocha ancha 1.435 m que iba desde puerto Eten hasta Chiclayo con un ramal a Ferreñafe y otro de Chiclayo a Pátapo que pasaba por las haciendas Pomalca y Tumán con un recorrido total de 67 km. Comenzó a operar en 1871, siendo el más antiguo del norte. Funcionó hasta 1965.

Historia de Pimentel

Historia
Nada hay debidamente establecido sobre el origen del nombre con que se fundó dicho lugar, ni tampoco la razón del cambio de nombre de la referida caleta. Pimentel es un pueblo sin partida de nacimiento, lo mismo que la ciudad de Chiclayo; pero se dice que a cambio de ello existe una hermosa “Carta de Ciudadanía”. Lo que se puede aceptar es que Pimentel, antes llamada Caleta de la Concepción de Chiclayo, “pampas de Pimentel” y también Salaverry, no es población de tiempos milenarios ni tampoco de la época de la conquista española, lo que hace suponer que su existencia data de los primeros años de la República.
Se dice también que muchos años atrás la Caleta de la Concepción de Chiclayo se efectuaban desembarques de mercadería en forma empírica, o sea por medio de bolsas. Luego adquiere el nombre de PAMPAS DE PIMENTEL cuando pasa al grupo empresarial de DON Virgilio DALL`ORSO, empresario Italiano de renombre. Luego adquiere categoría de caleta y luego de puerto, para finalmente categorizarse como distrito de Pimentel.

Fue dice que fue descubierto y sondeado por un marino peruano de apellido Pimentel, hermano de un comerciante radicado en Chiclayo y que de continuo efectuaba operaciones portuarios por la citada playa llegando su popularidad entre los moradores de la mencionada caleta de la Concepción de Chiclayo, que los pescadores de ese lugar le dieron su nombre a aquel poblado.

Hasta el gobierno de Castilla se le llamaba Salaverry a la caleta de la Concepción de Chiclayo, aunque los residentes de la referida playa de pescadores le denominaban siempre Pimentel; pero años después, cuando se fundó el Puerto de Salaverry en la ciudad de Trujillo y a fin de que no se repitiera el mismo apelativo a los dos puertos, convinieron los chiclayanos llamarlo definitivamente Pimentel, como hasta la fecha se le denomina también en las cartas geográficas, textos de geografía del Perú y derroteros de la costa peruana.

Capilla de Pimentel 1920

Don Ricardo Pimentel fue teniente primero de la armada nacional, el mismo que ya de capitán de marina localizó al sur del Puerto de San José, a pocas millas de distancia de esta bahía un desembarcadero con mejores condiciones y que fue para los chiclayanos su fondeadero más cercano. El capitán Pimentel fue un hábil náutico y valiente marino. Poco a poco la citada playa de pescadores, a 12 km de Chiclayo, se convirtió en una caleta habilitada para efectuar operaciones de cabotaje, embarcando por ella productos de la ciudad de Chiclayo y recibiendo otros de diversos puertos del litoral peruano, usando para estas actividades los bolsos que, cargados en la playa con granos, chancacas, carbón, arroz, jabón, forrajes, etc., transportaban hasta más allá de la “tasca”, donde las embarcaciones nacionales “Adela” los recibieron para conducirlas a su destino, haciendo todas estas manipulaciones en forma empírica, ya que por entonces no se contaban con lanchas, muelle, grúa y otros medios fáciles de navegación.

El presidente coronel Balta, había concedido en sus últimos años de gobierno autorización para que se construyera un ferrocarril de Pimentel a Chiclayo y Lambayeque a una empresa particular, con éxito evidente, dicha vía sólo pudo estrenarse en 1874, durante el gobierno de Manuel Pardo y el mismo que con fecha 07 de julio 1876 se decretó se abriera el comercio extranjero en la clase de puerto mayor el de Pimentel, igualando así en categoría con los de Eten y Pacasmayo. Dicha empresa no construyó muelle en Pimentel, lo que trajo por consecuencia mucho retraso y deficiencia en las operaciones de embarque y desembarque de mercaderías por dicho puerto; por lo que buen número de comerciantes chiclayanos ocupaban mejor a la Empresa del F.F. C.C. y muelle de Eten que se distinguía por un eficiente servicio. Vino en consecuencia la privatización de los servicios del mencionado ferrocarril por la competencia que le hacía Eten en el año 1903 después de 29 años de servicio. Lo que trajo por consecuencia que la numerosa población urbana, se viera obligada a emigrar de Pimentel, a otros lugares vecinos, en busca de trabajo, quedando convertido dicho puerto en un humilde asiento de pescadores, poblado por hijos del lugar en su mayor parte.

Debemos mencionar que la familia Dall’orso , otrora propietaria de las PAMPAS DE PIMENTEL, hizo una serie de concesiones territoriales a escuelas e instituciones de la ciudad, a través de la familia heredera Zoeger Dall’orso y la firma Victoria viuda de Virgilio Dall’orso. Concesiones que ayudaron al desarrollo del distrito, revalorando los terrenos del nuevo puerto de la ciudad de Chiclayo. El colegio ELIAS AGUIRRE y el gran Colegio San Agustín forman parte de la gran lista de generosas concesiones en el distrito de Pimentel. Lo mismo se hizo en la zona del muelle de Pimentel, así como a lo largo de la carretera a Chiclayo.

En el año 1911 Salvador Gutiérrez copropietario y gerente de la Hacienda Pomalca llevó a cabo las primeras gestiones para implantar un ferrocarril y muelle de Pimentel a Chiclayo y Pucalá, el cual al obtener la concesión se constituyó la Sociedad Anónima Compañía del Ferrocarril y Muelle de Pimentel. En setiembre de 1914 durante el gobierno provisorio del general Benavides, fue un acontecimiento memorable, fecha en que se puso en actividad la locomotora y que unió el referido puerto con Chiclayo. Familias chiclayanas como de La Piedra, Dall’orso y otros benefactores hicieron posible dicho anhelo lambayecano. Esto fue un suceso regional y un nuevo hito de progreso considerada como una obra de gran trascendencia para el resurgimiento de Lambayeque. El señor Hermán Gorbitz Gerente de la Compañía Ferrocarrilera y el Sr. Bernardo Pelny constructor de la obra fueron considerados como Patriotas y Bienhechores del progreso del Departamento de Lambayeque. Todo ello trajo por consecuencia el mejoramiento de vida para el citado puerto y aumentó el volumen de importación y exportación de mercadería en el departamento.

Tren saliendo del Muelle de Pimentel – 1920

Este muelle tiene 150 m de longitud, ubicado justo frente al gran Hotel de la familia Dall’orso, tuvo toda clase de implementos para la rápida manipulación de embarque y desembarque de mercadería por dicho muelle. Tuvo estaciones, desvíos, alcantarilla, desagüe, factoría, etc., y tenían personal especializado para ello. Llegaban vapores directos de EE. UU. de Norte América, Europa, Japón, Chile, etc. En 1920 el gobierno de don Augusto B. Leguía con la ley 4047 se expidió a Puerto Mayor, constituyendo un acontecimiento regional celebrándose con muchas fiestas y mucho júbilo por parte de pimenteleños y chiclayanos. Este nuevo rango hizo que diarios y revistas comentaran: “Pimentel uno de los más bonitos y pintorescos balnearios de la costa del Perú”. La revista “VARIEDADES” la calificaba como el mejor balneario del Norte del Perú y el Puerto mayor de más movimiento en cuanto a su importación y exportación de toda clase de mercaderías que iguala a los más importantes puertos de esa categoría en nuestro litoral peruano, pues producía grandes rendimientos al fisco por concepto de derechos de importación, exportación y otros gravámenes que recordaba diariamente la Aduana de Pimentel. La implementación de la Compañía Ferrocarrilera de Pimentel a Pucalá trajo por consecuencia el progreso y una mejor vida para el referido balneario y el resurgimiento comercial del departamento de Lambayeque. La población de dicho puerto aumentó considerablemente y la vida mejoró en todo orden, como lo urbano, la industria y el trabajo. Construyéndose hermosas casas residenciales cerca de la ribera del mar, se reconstruyeron muchas casas con material noble y desaparecieron poco a poco las edificaciones de quincha. En el populoso barrio conocido hasta la fecha como “Alto Perú” se pavimentaron muchos calzadas con piedra de canto rodado y se construyeron veredas de cemento corrido y de loseta. Con la ley N° 4155 que tuvo su origen en el segundo Congreso Regional del Norte presidido por el señor Alejandro Leguía Alvarez, el Congreso de la República aprobó la creación del Distrito de Pimentel en la Provincia de Chiclayo con fecha 18 de octubre de 1920.

El distrito fue creado por iniciativa del Congreso Regional del Norte, mediante la ley 4155 del 18 de octubre de 1920.
Despues de no poder desembarcar los cruceros Bremen (2004) y Diamant (2007), autorizaron la inversion de 8.2 millones de nuevos soles en el muelle en 2011.

 

Fuente:  Facebook

Puerto de Pimentel.

Asi se publicaba acerca del Puerto de Pimentel en 1928:

Está situado este Puerto a los 6o 50? 25? de Latitud SUr Y 82 14? 44? Langitud Oeste del Meridiano de paris. Se halla a 3 metros de altura sobre el nivel del mar. Su actual población se eleva a más de l000 almas, duplicándose en el verano todos los años. Se han construído hermosos edificios estilo moderno, entre los que se cuentan las residencias de los señores Víctor Aspíllaga, Germán Gorbitz, Ricardo Checa, Manuel del Castillo;y entre los edificios principales, la Estación y la casa del Gerente del Ferrocarril, las oficinas, bodegas, casa de máquinas etc. y la Iglesia. Recientemente Se le ha dotado a este Puerto, del servicio de agua potable. Es el balneario prefárido por casi todas las familias de Chiclayo, Ferreñafe y Lambayeque, por la bondad de su clima y lo pintoresco de su playa.

Pimentel ha tomado gran impulso desde su elevación a Puerto Mayor y como resultado de la formación de la Compañía del Ferrocarril y Muelle, empresa poderosa que comenzó a darle vida con la construcción del muelle y del ferrocarril a Chiclayo. Esta compañía, con su actividad e inteligencia, su honradez y constancia; ha hecho de Pimentel un puerto bien servido, y qque una vez que el Departamento alcance el enortne desarrollo a que le destina el porvenir con las gigantescas obras de irrigación que se ha propuesto realizar el supremo Gobierno en olmos, ocupará el tercer lugar en la zona marítima de la rePública.

Actualmente, la Comisión de Irrigación, cuenta en este Puerto, con amplios y SOlidos depésitos, oficinas, etc. Hay en Pimentel, con este motivo, notable aumento de población, inusitado movimiento de pasajeros y carga; y todo augura que cuando se emprendan por esa Comisión los trabajos en vasta escala, el Puerto alcanzará sorprendente

desarrollo en todo sentido. Las construcciones aumentan diariamente, ya de particula, ya de la Comisión de Irrigación, ya de la compañía del Ferrocarril v Muelle, esta última con la misma áctividad y desvelo que desplegara desde su instalación en el lugar.

El puerto ofrece buenas condiciones de embarque, su tasca por lo manejable, preSenta seguridad, pues, las olas aún en tiempo de la braveza de mar son menos elevadas y de menor empuje y violencia que las de Eten.

Piméntel cuenta con un sólido muelle de acero de 602 metros de longitud, dotado de una grúa “Demac”, de 40 toneladas de peso, que puede levantár 15, y que es alavez martinete. Hay otra grúa de 25 toneladas puede levantar ocho y una tercera de 15 que leVanta cinco.

Posteriormente, la Compañía, ha adquirido para el muelle, otra grúa. Además, para Su ferrccarril, 30 carros de plataforma y una nueva locomotora. Construye actualmente, estación y bodegas en la hacienda Pucalá; y piensa construír estación y depósitos en Chiclayo e instalar al pie una tornamesa, aumentando lós desvíos. El ferrocarril de Pimentel atraviesa la hacienda Pucala, de donde se proyecta llevarlo a la hacienda “Udima”, en el Departamento de cajamarca, que pertenece a la firma Vda, de Piedra e Hijos.

El Puerto tiene ya aseguradas todas las facilidades para el rápido embarque y desembarque de pasajeros y carga. El servicio de lanchas y lanchones no deja nada que desear, pues cuenta con una, que puede conducir hasta 70 toneladas de carga, siendo las otras de menor tonelaje. Hay adámás tres remolcadores y un astillero para construír lanchones y embarcaciones pequeñas.

Descarga de bienes en Pimentel antes del muelle (1905)